Andrea Esteban

He sufrido 3 lesiones del LCA en 4 años, dos en la rodilla derecha y una en la izquierda. Durante esta última lesión se me pasaron muchas cosas por la cabeza, una de ellas fue tirar la toalla porque no aguantaba más, no evolucionaba en la recuperación, estaba estancada. Fue entonces cuando empecé a trabajar con mi gran amigo Javier Lara.