El “Picoteo” Inteligente (Parte 1)

Nutricoaches

El “Picoteo” Inteligente (Parte 1)

La mayoría de las personas, cuando piensan en el “picoteo”, lo hacen haciendo referencia a “comida basura” como los snacks, bollería o golosinas, pero para los runners, esa, puede ser una estrategia nutritiva muy válida siempre y cuando el “picoteo” se realice con los nutrientes esenciales. Si se distribuyen las calorías de una manera adecuada, reporta una gran energía para poder afrontar los entrenamientos de la mejor manera posible. Aporta una variedad enorme de nutrientes, que te harán falta a la hora de desempeñar el gasto calórico cuando estés corriendo. Picar de una manera adecuada también, regula los niveles de azúcar en sangre y mantiene el metabolismo alto con lo que estaremos protegidos contra, el no deseado, aumento de peso.

Según Suzanne Farrell (corredora y conferenciante de la American Dietetic Association): “Cuando se llega a las comidas sin algún picoteo previo, la gente suele comer más rápido, más cantidad, y elige comidas con más contenido calórico porque están demasiado hambrientos”.

Una de las directrices básicas cuando eres runner es mantener pequeñas las porciones de picoteo (250gr.), tener la opción de comer siempre entre comidas sanas que a su vez están cargadas de nutrientes esenciales que necesitarás durante la carrera.

Según Kelly Montgomery (Entrenadora y consultora de nutrición de Connecticut (EE.UU.)): “Decidiendo tomar frutas, verduras, granos integrales y gasas saludables, los corredores pueden conseguir los nutrientes que les han podido faltar en las comidas”. Para ello, es muy importante saber que alimentos son los correctos en cada momento y cuando tengo que ingerirlos ya que esta demostrado que ciertas comidas dan al corredor su mayor rendimiento a la hora de afrontar una prueba.

ANTES DE LA CARRERA

Se observa que la gran mayoría de los runners hacen su entrenamiento diario justo después de haber ingerido la última comida del día, después tenemos a los que entrenan por la mañana en ayunas y finalmente están los que realizan el entrenamiento diario por la tarde, dejando pasar varias horas desde la última ingesta alimenticia. Podemos darle solución a este tipo de errores que cometemos comúnmente con una simple ingesta de unos 40/50gr de alimento rico en HC, bajo en fibra, que te de un aporte de energía extra y que sea fácil de asimilar y de digerir. “Puedes también comer algo de proteína y de grasa para mantener estable el nivel de azúcar sanguíneo durante un entrenamiento largo, pero inclúyelo prudentemente”, comenta Montgomery.

Sabiendo que las grasas, proteínas y la fibra se digieren lentamente y pueden darte problemas estomacales durante la carrera, elige el alimento concreto para cada acción de tu rutina diaria.

ELIGE ESTO

La mejor opción es, sin lugar a dudas, conseguir ese aporte alimenticio de una manera natural, es decir, mediante la comida normal y no buscando agentes externos como los batidos y algunos derivados. Podemos encontrar ese aporte energético en las frutas, galletas integrales, barritas energéticas e incluso en el queso de cabra.

Por Andrés Alonso (Nutricoach en la zona de levante)

Muchas gracias!!!

Twitter: @nutricoaches

IG: @jlnutricoach

Facebook: /nutricoahes1